Loading...

lunes, 21 de junio de 2010

Nunca había querido de lejos .

Nunca he querido de lejos,
siempre me he valido de texturas o del cuerpo.

Nunca he mandado palabras al aire,
esperando que los días o la noche,
no los desvíen,
de los oídos que los tienen que recibir.

Siempre he sido, de los que derrochan cariño,
por lo que resulta complicado,
ahorrarme tus besos, ahorrarme tus brazos
y no poderte decir te quiero.

Esto de querer de lejos,
impide el intercambio de sabores,
pero al menos como yo lo veo,
reta y refuerza las palabras cadavéricas
y almacena recuerdos que inevitablemente han de converger en fuego quimérico.

No puedo quererte, pero vaya que te quiero,
entre húmo y carcajadas, la tinta se desangra en no otra cosa, sino tu memoria.

De lejos te veo, pero siento tu transparencia calcada en mi pecho.

Quedate lejos, para quererte mas,
pero cuando vuelvas no esperes otra cosa sino un torbellino de mí.

Nunca había querido de lejos, tan libre y sin temor. No había querido tanto, sin poder vivir el amor.

Nunca había querido de lejos, pero ahora que no estas no puedo sino vivir así, a distancias, de a poco y esperando.

De léjos o de cerca, de la forma que sea: ... te quiero ¡ ...






Héctor LuyA.

3 comentarios:

  1. Está dedicado para alguien o simplemente puede volverse parte de quién esté lejos y sienta las ganas de decirle "te quiero" a alguien más?

    ResponderEliminar
  2. aunque la 2a opción me suena mas a plagio emocional q a otra cosa ¡

    ResponderEliminar