Loading...

miércoles, 23 de junio de 2010

Vóces de tambor

Paso sobre paso,
sigo tu camino,

rastro sobre rastro,
persigo tu destino,

detiene mi perícia,
el impulso del acecho,

a saber de la carícia,
dejo desnudo mi cuerpo,

explora lo que quieras,
reduceme a la nada,

encuentra mi absoluto,
en mi incongruencia humana,

no preguntes nada
y callate el silencio,

que habrás de dar vida,
cuando ya me encuentres muerto,

quiero que respires,
la humareda que dejaste,

se parece mucho a ti,
pero lastima como lastre,

acuerdate de mi,
en el clamor del olvido

y perdona mi perorata,
pues aun soy un niño.


Héctor Luya ....

No hay comentarios:

Publicar un comentario