Loading...

lunes, 26 de abril de 2010

Reflexiones de un sonàmbulo

Cuando la madrugada descansa sobre mis parpados,
pocas personas hierven en mis somnolientes pensamientos,
a veces, cuando es tan tarde que ya no se si es temprano,
atravieso entre la escasez del cascaron y la sublimaciòn del espiritu

Hoy no se que decir, ni a quien decirselo, hoy se que me encandilo sobre hojarasca
y sobre el otoño me muero, me muero pero tambièn revivo como las jacarandas,
que mueren para revivir empedrados y ruinas del hombre.

Les ha pasado ? no querer ir a la cama por temor a enfrentarse con el mas terrible y abominable de los crìticos: uno mismo ..... ese que sabe todo de ti y que no es engañado por nuestras propias excusas, ese al que no le mientes, ese que no te dice nada pero lo dice todo ... al que le lloras cuando no tienes a quien hacerlo, ese que te sonrìe cuando nadie mas te consuela.

Hoy no se si soy el que se va a dormir o el que va despertando ò si soy el que se queda muerto entre mañana y tarde, el que se queda entre las sabanas y la ducha .... hoy con suerte, nacere mas viejo y con menos vida y aun asì mas vivo que nunca .....

1 comentario:

  1. no me pasa poco, me pasa diario. no vivo en lucha conmigo mismo, no me tengo miedo; pues he aprendido a hablar conmigo y se lo que me espera cuando una platica comienza sobre mi noche y mi dia. ese es el poder de reflexionar, y si lo intentas sabras que el espejo no se romperá, y más vivo si te sentirás.

    ResponderEliminar