Loading...

lunes, 21 de noviembre de 2011

Rezo de un poeta desesperado a un dios que nunca escuha

No me dejes olvidarla, no a ella, no dejes que se vuelva como las otras, remanentes históricos de un pasado que ya no existe, no me dejes olvidarla, no me borres de los parpados, su cara cuando duerme, dejame la temperatura exacta de su cuerpo grabada en mis dedos.
 
No me dejes olvidarla, no a ella, que se borre de mi memoria cualquier otra cosa, mi nombre, recetas, la forma en que camino, pero dejame hasta el último de mis días, suspirar su nombre ......

No hay comentarios:

Publicar un comentario